¡No grite!

Empty shout [EXPLORED]
Joaquin Villaverde Photography / Foter.com / CC BY-NC-SA

“Si sus colaboradores tienen un muy mal desempeño, gríteles. Seguramente, su rendimiento mejorará. Y también tenga en un cuenta que si su rendimiento es extraordinariamente bueno, sus halagos y felicitaciones se verán recompensados con un deterioro en el desempeño.  Por ello, solamente rezongue y jamás reconozca el trabajo muy bien hecho, de este modo sus colaboradores rendirán mucho más” Este es el consejo de un viejo sargento que había entrenado con éxito a muchos soldados, y que tenía probada experiencia en su método.

A pesar de que nos choca mucho su método y sus implicaciones, debemos reconocer que este entrenador tiene un  punto a su favor: su larga experiencia. Afortunadamente para nosotros, la matemática viene en nuestro auxilio para explicar esta situación. Se trata de la “regresión a la media”; es un hecho demostrado que en sucesos que pueden catalogarse como aleatorios ( o de suave tendencia), los hechos extraordinarios –tanto positivos como negativos– tienen una alta probabilidad de ser seguidos por otros que se aproximan al valor medio. Así, luego de una fuerte desviación negativa (un mal desempeño), seguramente (con alta probabilidad) seguirá un valor más cercano al medio, y lo propio con una desviación positiva.

Por ello, es mejor ahorrarse los estallidos de emoción y concentrarse en procurar determinar qué puede haber provocado las desviaciones para tener en cuenta el aprendizaje.

Socio fundador de GRUPO TRÚPUT.

Posted in Prácticas de Gestión

Leave a Reply