Cuando tenemos pocos huevos, ¿en qué canasta hay que ponerlos?

Break Free
nickwheeleroz / Foter.com / CC BY-NC-SA

Los míticos “huevos” de las canastas, representan las limitadas cantidades de recursos y esfuerzos que tenemos. ¿En qué debemos aplicarlos? La respuesta que surge de TOC es que debemos aplicar nuestros limitados recursos en aquel punto de la organización que implique el máximo impacto, en la RESTRICCIÓN.

Si ésta aún no está aprovechada al máximo, ahí es donde se debe emplear el esfuerzo para lograrlo cuanto antes.

Si los restantes elementos de la organización –las no-restricciones– no están adecuadamente sintonizadas con el logro máximo de la restricción, los recursos se deben emplear en ese sentido.

Cuando los puntos anteriores se han logrado, los “huevos” deben aplicarse para aumentar la capacidad de la restricción actual. Posiblemente esta acción mueva la restricción de lugar, y el ciclo debe volver a comenzar.

Lo que nos brinda la Teoría de Restricciones es una orientación clara para la definición estratégica de en qué canasta conviene poner los “huevos”.

Socio fundador de GRUPO TRÚPUT.

Leave a Reply