¿Cómo se gestionan las no-restricciones?

Primero definamos qué son las “no-restricciones”. Son todos los elementos del sistema que no son restricciones; son la inmensa mayoría de los constituyentes del sistema. Siguiendo con la trillada analogía de la cadena, son todos los eslabones menos el más débil.

La gestión de las “no-restricciones” debe ser tal que se asegure que éstas colaboren armónicamente para lograr que el sistema se desempeñe a su máximo posible, que está determinado por la actividad de la restricción. Si nos aseguramos que la restricción puede operar a su máximo y que las no-restricciones lo único que hacen es apoyar esta actividad, podemos afirmar que ese sistema, esa empresa, está funcionando a su máximo posible.

El próximo escalón de mejora será aumentar la capacidad de la restricción, pero eso es otra historia.

Consultoría empresarial basada en TEORÍA DE RESTRICCIONES (TOC sigla por Theory of Constraints).

Posted in Gestión de Restricciones Tagged with:

Leave a Reply