El eslabón más débil

La restricción es el eslabón débil de la cadena que es la empresa. Así como la cadena no puede transmitir más fuerza que la que le permite hacerlo su eslabón más débil, la empresa no puede generar más utilidad que la que le posibilita su restricción.

La analogía también nos permite otra reflexión: así como existe un único eslabón más débil en la cadena, en la empresa considerada como una concatenación de procesos, también existe un elemento que en esa oportunidad, establece el máximo que puede dar el sistema.

El primer desafío es identificar con mucha claridad cuál es la restricción: el eslabón más débil. Este es el primer paso del proceso de mejora continua de la Gestión de Restricciones conocido como “Los 5 pasos de TOC” (TOC por sus siglas en inglés de Theory of Constraints)

Consultoría empresarial basada en TEORÍA DE RESTRICCIONES (TOC sigla por Theory of Constraints).

Tagged with:

Leave a Reply